VARIOS HERIDOS EN PELEA CAMPAL EN LA MATERNIDAD


El tercer día de paro de los trabajadores en salud se caracterizó por la violencia. El conflicto se inició cuando los gendarmes ingresaron al hospital. Se registraron heridos en ambos bandos

Publicado por el diario EL DEBER / 11 de febrero 2006

Los trabajadores en salud del hospital municipal de la mujer Percy Boland y un grupo de 50 gendarmes, ayer protagonizaron un enfrentamiento que terminó con heridos de ambas partes y los destrozos del área de consulta externa de ese centro asistencial.
La violencia que se generó en el lugar dejó como resultado a unas 35 personas afectadas (20 de la gendarmería y unas 15 del Sindicato de Trabajadores de la Maternidad) por golpes de palos, ladrillos, rasguños y puñetes; además de una sala completamente destruida: asientos en el piso, una computadora con la pantalla rota y algunas macetas que sirvieron como armas de uno y otro bando.
Durante el enfrentamiento, los trabajadores (la mayoría mujeres) de los sectores de mantenimiento, limpieza, cocina y secretarias del nosocomio, que se encontraban en huelga desde hace dos días, echaron agua hirviendo, restos de placenta y sangre a los gendarmes que ingresaron al lugar para normalizar la atención de la consulta externa, que se encontraba interrumpida. El argumento fue que debían defenderse de las agresiones que sufrieron en ese momento.
“Llegaron a avasallarnos, nos arrastraron por el piso y nos pegaron con sus palos. Muchos estamos heridos y hay dos compañeras que están en terapia intermedia por las graves agresiones que recibieron; una de ellas está embarazada de dos meses”, contó Marcia Suárez, del comité de huelga. Explicó que antes de la llegada de los gendarmes ése era un paro pacífico.
El hecho se inició a las 7:30 cuando se abrió la puerta de la maternidad para dar atención a las emergencias. El momento fue aprovechado por los gendarmes para ingresar al lugar, que acudieron acompañando al Comité de Vigilancia, enviado por la oficial mayor de Desarrollo Humano, Eidy Roca, y ante su presencia los trabajadores de salud reaccionaron para “defenderse”, según lo que comentaron.
La autoridad municipal explicó que el Directorio Local de Salud (Dilos) decidió el jueves pasado que no se iba a permitir un tercer día de paro, pues interrumpía la atención de mujeres y niños y los obligaba a hacer largas colas para recibir atención médica. A tal acuerdo se llegó en una reunión donde se analizó el pliego petitorio del Sindicato de Trabajadores. “No se ha utilizado la fuerza en ningún momento, la Gendarmería simplemente tenía la función de resguardar el ingreso a los pacientes”, manifestó Roca.
Después del enfrentamiento, llegó hasta el nosocomio un grupo de policías. Fue entonces que los gendarmes decidieron marcharse.
Marlene Salvatierra, secretaria general del Sindicato de los Trabajadores en Salud, explicó que en diciembre se presentó un pliego petitorio, pero que no se está tomando en cuenta, y por eso el organismo sindical inició la semana pasada el paro escalonado.
Al respecto, Roca señaló que la huelga de los trabajadores es ilegal, porque la Alcaldía, la Prefectura y el Dilos “han propuesto las soluciones correspondientes y ya se ha llegado a un acuerdo, pero el sindicato no asumió sus compromisos”.
Entre las demandas del sector están el incremento salarial, la otorgación de ítems (quieren que la Alcaldía se haga cargo del sueldo del personal que es pagado con fondos propios), la cancelación de los aportes que se deben a la Caja Nacional de Salud y a las AFP, el pago del bono de vacunación, una alimentación de la misma calidad que reciben los médicos y el pago de vacaciones.
La oficial mayor de Desarrollo Humano y los representantes del Sedes y del Comité de Vigilancia dijeron que algunas de esas peticiones son irracionales. “Quieren que se paguen los sueldos con dinero del SUMI, de la alimentación y el oxígeno, y eso no es posible”, indicó Erwin Tarrazona, del Comité de Vigilancia.
El Sindicato de Trabajadores denunció ante la PTJ la agresión sufrida por parte de los gendarmes, y el Dilos presentó una querella contra tres de los dirigentes de ese gremio: Maricruz López, Marlene Salvatierra y Lucía Melgar, porque tres de los gendarmes fueron gravemente heridos e internados de emergencia, y un cuarto sufrió heridas de consideración.
Los trabajadores de la maternidad se declararon en huelga indefinida y anunciaron que el lunes se reunirán con dirigentes de los otros hospitales públicos, que les manifestaron su apoyo, para decretar un paro de 24 horas con movilización para el martes. Además, piden la destitución de la directora de la maternidad, Beatriz Durán, y de la directora municipal de salud, Teresa Flores.

NÓMINA DE HERIDOS

Trabajadores en Salud
Martha Carpio. Le hicieron nueve puntos en la cabeza
Linda Saucedo. Embarazada. Sufrió un ataque de nervios por golpes
Leticia Melgar. Presenta moretones y los ojos infectados por la tierra de las macetas que le echaron
Margarita Sánchez, Carmen Soria y muchos otros tienen heridas y golpes en todo el cuerpo
Gendarmes del municipio
Miguel Ángel Ramos. Sufrió fractura nasal y golpes de gravedad. Está internado
Eloy Gutiérrez Rojas. Recibió golpes en todo el cuerpo. Está internado
Lorenzo Terrazas. Fue internado con convulsiones provocadas por golpes en el estómago
Moisés Tórrez. Presenta heridas en el labio y en el mentón
Julio Antonio Bustamente
Lorenzo Lijerón
Giovanni Terrazas
Bismarck Ríos Miranda
Edgar Romero Sánchez

Anuncios
de Paola Iporre Kalteis Publicado en Crónicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s