PARABA FRENTE ROJA extiende sus encantos únicamente en Bolivia


ara rubrogenys

Bolivia es un país que puede presumir de su riqueza natural  como ningún otro: goza de paisajes tan exóticos y contrastantes y un despliegue de vida animal tan variado y único, que bien podría decirse que en su seno reúne una síntesis maravillosa del paraíso.

Publicado por revista MI TIERRA

agosto 2007

Una muestra perfecta de esa exclusividad y que los bolivianos podemos admirar con orgullo, es la Paraba Frente Roja (Aru rubrogenys). De imponente frente colorada y una larga cola, esta ave de aproximadamente 60 centímetros de largo alza vuelo únicamente en el corazón de Sudamérica. Conocida también como ‘loro de las rocas’ por su peculiar estilo de vida (adopta como nido cavidades o huecos que se forman en los peñascos o paredes rocosas), la Paraba Frente Roja sólo habita en los valles secos interandinos y en el bosque tucumano boliviano, en los departamentos de  Santa Cruz, Cochabamba, Sucre y Potosí.

De mirada profunda, manto verde y llamativos lunares de color rojo vivo como distintivo (en degradé hasta convertirse en anaranjado) y ubicados en la frente, detrás de los oídos y en los hombros, es una especie fuertemente amenazada que está entrando en el umbral de la extinción. “El último censo realizado (2007) revela que las Parabas Frente Roja no pasan de los 600 ejemplares en vida silvestre, y eso en términos ecológicos es muy peligroso, porque cuando una población baja de 500 individuos empieza a tener problemas genéticos, puesto que el universo de carga genética ya no es muy grande y tarde o temprano tendrán que aparearse entre parientes”, explica Abraham Rojas, coordinador del programa de conservación de la Paraba Frente Rojas de Armonía, la organización que se dedica a la preservación de aves y su hábitat en Bolivia.

Este dato es bastante preocupante, considerando que una de las principales características de las guacamayas es que conviven en pareja: en el caso de que una muera o sea capturada, la otra no logra aparearse nunca más en su vida.

“La época más negra que tuvo esta paraba fue la década de los 80 y parte de los 90. Por ser una especie tan única y exótica tenía un costo elevado en los mercados de Europa y Estados Unidos”, añade Rojas al hablar del tráfico ilegal que aún hoy amenaza, aunque en menor proporción, a esta digna representante de la belleza natural de Bolivia.

Si bien la venta indiscriminada de estos pájaros actualmente está relativamente controlada, otros peligros continúan amenazándolos. La destrucción de su hábitat también es un grave problema con el que expertos ornitólogos se enfrentan diariamente en su afán por preservar a estas hermosas aves.

Armonía, como organismo socio de BirdLife International -red de organizaciones que prestan especial atención a la conservación de las aves a nivel global-, tiene como principal objetivo trabajar en acciones destinadas a salvar especies que están en peligro de extinción; en ese sentido, actualmente desarrolla 14 programas y proyectos en todo el país, y uno de ellos es el que busca la preservación de la Paraba Frente Roja, el ave que vive y se reproduce cerca de comunidades rurales, en las áreas de influencia de los ríos Mizque, Caine y Pilcomayo.

“La Paraba Frente Roja no habita en parques ni reservas naturales, sólo vive en áreas próximas a ríos, donde hay gente. Por eso estamos apostando por el control social”, indica el responsable del programa de preservación del ‘loro de las rocas’. Es así que para promover la valoración de esta ave por las comunidades, el programa incluye acciones como el ecoturismo comunitario, la asistencia técnica agrícola y la educación ambiental.

De esta manera, tres comunidades del municipio Omereque del departamento de Cochabamba, ya están comprometidas con la conservación de la Paraba Frente Roja, pues encontraron en la protección de estos ejemplares una excelente oportunidad para mejorar sus condiciones de vida comunal: el año pasado se inauguró el Albergue de la Paraba Frente Roja, una cabaña desde donde se puede observar el increíble vuelo de estas encantadoras guacamayas.

Albergue de un tesoro

El objetivo del albergue es proteger a la Paraba Frente Roja para reducir la amenaza de extinción a la que se enfrenta, y que las comunidades locales se beneficien equitativa y efectivamente de su conservación. La cabaña se encuentra ubicada en la línea fronteriza sur del departamento de Santa Cruz y este de Cochabamba, entre las comunidades Amaya, Perereta y San Carlos, y desde ella se puede observar a estas aves endémicas de Bolivia en su medio natural. Las peñas que están a orillas del río Mizque son el atractivo principal del lugar, pues allí las parabas se han alojado en pequeños huecos para formar sus hogares. En esas rocas los loros de peculiares lunares rojos nidifican a partir de diciembre, y entre abril y mayo los pichones empiezan a desplegar sus alas en busca de su primer vuelo. El espectáculo, sin dudas, es una experiencia asombrosa.

Quien desee apreciar de cerca los colores de estos pájaros únicos en el mundo, su próxima parada deberá ser este rinconcito del paraíso, donde además se podrá deleitar con la presencia de otras especies también endémicas como la Myipsitta luchsi y Oreobsar bolivianus.

…………………………

Parabas, un mundo de color

Las parabas se caracterizan por sus colores vistosos, su pico grande y ganchudo, su cara desnuda y su larga cola. Habitan en América Latina, desde México hasta el norte de Argentina y Paraguay. Bolivia es uno de los países más ricos en parabas, pues su territorio cobija a 12 maravillosas especies de estas aves multicolores.

Las parabas son importantes no sólo por formar parte del patrimonio natural de América Latina, sino también porque cumplen con la función ecológica de dispersar semillas.

About these ads
De Paola Iporre Kalteis Publicado en General

Un comentario el “PARABA FRENTE ROJA extiende sus encantos únicamente en Bolivia

  1. Yo pienso que deberiamos ir a los mercados para decomisar las parabas y tambien casa por casa para llevarlos a su habitat natural y encarcelar a los cazadores, creo que se debe trabajar en una ley que permita esto, porque de lo contrario seguirá la extinción, lamentablemente cada vez mas vemos en los mercados todo tipo de parabas comercializandose descaradamente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s